log in

Tipos de Jugadores de Poker

Rate this item
(0 votes)

Es el clásico jugador novato, tímido y temeroso de perder lo poco que decidió invertir para aprender el juego. Podría llamársele un perdedor a plazos, porque, por su timidez, gasta su dinero apostando en las ciegas (small y big blind) y se retira en cuanto no tiene total garantía de que su mano resultará victoriosa. Con esto, sólo logra desgastar su bolsa de apuestas (bankroll) y engordar el bote, para deleite del resto de jugadores. A casos como estos, el argot popular bautizó como fishes (peces), por aquello de que son presa fácil para los tiburones (sharks) del póker, que por supuesto están ávidos por encontrar esta clase de presas. Como puede entenderse, esta no es precisamente la actitud correcta para un jugador de poker que sueña con jugar en las ligas mayores.

El caso del jugador blando/agresivo

Los hay osados, que, basados en lo poco que han aprendido, farolean sin el menor arte, lo que evidencia aún más su condición de novatos. Pero la Diosa Fortuna bendice a estos pobres pecadores… Y cuando lo hace, es mejor buscar otra mesa, porque muy probablemente arrasarán con varios botes, por su tendencia a fanfarronear una y otra vez, hasta que nadie está seguro si en esta vez va en serio o qué. Esta clase de jugadores, como puede verse, es muy peligrosa. Quien piense que este es el modelo ideal está muy equivocado, porque al final del día, el jugador blando/agresivo casi siempre cierra caja con números rojos.

El caso del jugador rígido/pasivo

Frío, calculador, este espécimen suele tener aquello que se llama cara de poker, inmutable. Si está nervioso, será difícil saberlo, aunque no imposible, porque al buen observador nada se le escapa y un requisito para pertenecer a esta fauna de rígidos/pasivos es ser MUY observador, para reconocer a sus pares en el campo de batalla y si los encuentra, no los pierde de vista. Nunca se arriesga innecesariamente y farolea cuando al menos tiene una mano que salve su pellejo en el peor de los casos. Si las apuestas se ponen demasiado elevadas para las cartas que le tocaron en suerte, no tentará a la suerte. Si, este es el perfil más cercano al jugador de póker que intenta salir del casino con una sonrisa en los labios, cuando nadie le ve. Quizás suene muy cow boy, pero sin duda el póker no perdona a los débiles.

Pese a todo, las emociones, la diversión, el derroche de adrenalina (y claro, las ganancias), que producen el jugar al poker, ya sea online o en vivo, bien merecen el esfuerzo de aprender este fantástico juego.

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK

Ingresar ó Crear una Cuenta