log in

Escuela

Torneos MTT

Torneos MTT (3)

Fases inciales y medias

Un torneo multimesa de poker (también conocidos como MTT por su denominación en inglés como Multi Table Tournaments) se puede perder en los primeros niveles, pero no se puede ganar en ese punto.
En un torneo siempre tendremos el mismo objetivo: ganarlo. Para llegar a la mesa final, y poder pelear por el título, pasaremos por varias fases en las que será necesario tomar decisiones puntuales y diferentes para cada una de ellas. Durante el transcurso de un torneo muchos de los factores que determinan nuestras decisiones -nuestros oponentes, nuestro stack, el tamaño de las ciegas, por ejemplo - irán cambiando. Por ello tendremos que ajustar nuestra estrategia a lo largo de las distintas fases del torneo.

En las primeras fases, nuestro stack es grande con respecto al tamaño de las ciegas. De forma frecuente nuestro stack, y el stack medio, serán de más de 50 ciegas.
En la fase media, con la subida de las ciegas, nuestro stack oscilará entre las 15 y las 50 ciegas. A veces tendremos incluso menos. La fase media termina cuando nos acercamos a la burbuja. Si, por ejemplo, cobran los mejores 100 jugadores, la fase media terminará cuando queden entre 150 y 120 jugadores. Después vendrá la fase de burbuja y el torneo proseguirá ya con los jugadores en premio (o ITM por su nombre en inglés In The Money).
Antes de iniciarnos en el mundo de los torneos multimesa, deberíamos haber leído todo el material del curso que describe la estrategia general de los torneos Sit & Go. En ella encontraremos la estrategia óptima a aplicar en las fases tempranas y medias del torneo, que se puede trasladar perfectamente a los torneos multimesa. De esta forma, podemos partir de la estrategia aplicada en los Sit & Go e ir enriqueciéndola con los contenidos específicos de este curso.

JUEGO SÓLIDO EN LAS FASES TEMPRANAS Y MEDIAS

Existen algunas consideraciones básicas, que diferenciarán en gran medida el éxito y el fracaso en estas primeras fases de un MTT:
Tenemos que evitar jugar, y posiblemente perder, botes grandes con manos marginales y manos débiles.
Cuando tengamos la suerte de tener una mano fuerte, tenemos que hacer todo lo posible para jugar un bote grande. No debemos tener miedo a subir fuerte con estas manos.
Con manos especulativas debemos intentar llegar al flop con una pequeña inversión, para intentar jugar un bote grande si las conectamos.
Debemos tener esto presente, y ponerlo en práctica, mientras jugamos un MTT. Para ello debemos, de nuevo, grabarnos a fuego estos conceptos en nuestro cerebro pokerístico.

EVITAR LOS BOTES GRANDES CON MANOS DÉBILES

En los primeros niveles del torneo (un nivel es el periodo de tiempo donde las ciegas mantienen constante su valor, para ser incrementadas al comienzo del siguiente nivel) nuestro stack es grande en comparación con las ciegas. No tenemos que tener problemas en descartar nuestras manos peores mientras esperamos por una buena mano. Veremos que, en otras fases del torneo, cuando nuestro stack haya bajado mucho (lo que oiremos muchas veces como tener un short stack o estar short stack, por uso directo del término inglés) nos tocará hacer movimientos muy agresivos con manos, cuanto menos, dudosas.
Pero en las primeras fases no estamos en esa situación. Si la mano parece peligrosa, débil o es realmente mala, debemos abandonarla sin pensar. El igualar un par de apuestas bajas hará crecer el bote y nos obligará muchas veces a tomar decisiones difíciles. Si el flop no es favorable a nuestra mano, o no conectamos, lo mejor que podemos hacer es minimizar nuestras pérdidas y abandonar la mano lo antes posible.

JUGAR BOTES GRANDES CON MANOS MUY FUERTES

Si en estas fases tempranas del torneo tenemos la suerte de contar con una mano realmente fuerte, debemos ser muy agresivos. Tenemos que apostar fuerte o resubir, dentro de los límites que hemos establecido en cursos anteriores, y resubir la apuesta en cuanto tengamos oportunidad.
Realizar apuestas grandes es, por norma general, una forma mejor de hacer crecer el bote. Es mejor, incluso, que esconder nuestra mano (recordemos que esconder nuestra mano es conocido muchas veces por su término inglés como slow-play). Esto es más cierto cuando conectamos con el flop –siempre que el bote sea pequeño-. Salvo contra rivales muy agresivos, o auténticos maníacos, tenemos muy pocas posibilidades de jugar un bote grande. Por norma general, estos serán pasivos a la hora de apostar, aunque pueden igualar nuestras apuestas, incluso apuestas de un tamaño respetable, con manos muy marginales.

PEQUEÑAS INVERSIONES CON MANOS ESPECULATIVAS 

Algunas manos iniciales tienen una característica que las hace ideales para ser jugadas en estas fases iniciales del torneo. Si conectan con la mesa lo harán formando manos muy fuertes y, de no hacerlo, nos resultará muy sencillo abandonarlas. Esto significa que nuestras decisiones son la mayor parte de las veces muy sencillas: intentar jugar un bote grande cuando nuestra mano mejora, o perder lo mínimo abandonado la mano cuando no han mejorado.
Como normal habitual, estas manos nunca nos dejarán en posiciones delicadas jugadas muy débiles, con lo que nuestras decisiones serán muy fáciles de tomar.

 

Si comparamos, por ejemplo 3 3 con K J , cuando la última mejora, normalmente tenemos la pareja más alta ("Top Pair") con una carta de desempate ("el kicker") aceptable, no está mal, pero no es una mano que pueda ganar un bote grande. Si la acción en la mano se dispara, y aumenta la agresión, la mayor parte de las veces iremos por detrás de nuestros rivales.
Por otro lado, 3 3 o bien nos dará un trío (o "set", al estar formado por nuestras dos cartas y una de las mesa) o tendremos una mano que no tiene ningún valor después del flop. Esto hace que la decisión que debemos tomar sea muy simple. Si conseguimos el trío vamos a por un bote grande, si no lo conseguimos pasaremos de apostar y nos retiraremos ante cualquier apuesta. Si tenemos suerte podemos ganar un bote gigante y doblar nuestro número de fichas.
Recordemos que la clave en este caso es ver un flop barato. Si entrar en la mano nos supone una cantidad respetable de nuestro stack, lo mejor que podemos hacer con estas manos es abandonarlas y ceñirnos a la regla anterior, que nos recuerda que no debemos jugar botes grandes con manos débiles.
Lo mismo sucede si estamos jugando cartas conectadas del mismo palo (los famosos "suited connectors", por su nombre en inglés). Si nuestra mano, en vez de conectar una escalera, un color, o un proyecto fuerte, conecta una pareja baja, seguimos teniendo una mano que no vale la pena jugar. Es importante recordar que tenemos que evitar situaciones delicadas en las que tendremos que tomar decisiones difíciles. Procuraremos no invertir más fichas en esa mano y, si no mejoramos, abandonaremos la mano ante la agresión por parte de alguno de nuestros rivales.

EN RESUMEN:

  • Juega sólido y no dilapides tus fichas con manos medias.
  • Evita las manos iniciales que puedan ir fácilmente dominadas, tipo K♦ J♣, que suelen conectar mejor pareja de mesa con un kicker medio.
  • Juega de forma agresiva y directa tus manos premium y los sets.
  • Juega tus manos especulativas, como las parejas bajas, de forma barata.
  • Si tu mano especulativa no conecta bien con el flop, abandónala sin arriesgar más fichas.

Introducción a los MTT

Los llamados torneos multimesa, también conocidos por sus siglas en inglés MTT (Multi-table tournament), son la variante favorita de la mayoría de los jugadores.

El poker como competición

Los torneos MTT son la variante del poker en la que más se acentúa el término competición. Entendiendo esto como un concruso a gran escala, por el elevado número de participantes, los jugadores se disputan un trofeo que solo puede acabar en manos de uno; es decir, se trata de conocer al mejor jugador.
El principal factor que determina esta competición es el hecho de que cualquiera puede participar. El punto de partida es el mismo para cada uno de los jugadores inscritos. Todos comienzan con el mismo stack inicial y deben derrotar al resto de oponentes para alcanzar su objetivo.
Además de los eventos en vivo, también existe una gran variedad de torneos online que oferta PokerStars. Los torneos dominicales, como los Sunday Majors, reúnen a cientos de personas para pelear por un premio millonario.

Introducción al MTT

La gran diferencia entre los torneos multi-mesa y las mesas de cash es la estrategia. Mientras que en los juegos de dinero real las ciegas se mantienen intactas en el tiempo, en los MTT las ciegas aumentan con el paso de los minutos. Incluso, con el transcurso de los niveles, que son los que marcan las cantidades de las ciegas, también se introduce el ante. Se trata de una apuesta obligatoria que todo jugador debe apostar antes de cada mano.
Es por todo ello por lo que la táctica planteada en un torneo debe variar según un cúmulo de circunstancias. Algo que no sucede en las mesas de cash que, como vimos en el Curso sobre Cash, debe asentarse en unos puntos determinados y seguirse –casi– a rajatabla.
Sí, es cierto que en los torneos multimesa debemos aplicar una estrategia dependiendo del rival. Su stack, su posición, nuestro stack, nuestra posición…todos esos factores que ya vimos en el curso básico, continúan siendo esenciales en este punto. Sin embargo, dependiendo del momento del torneo (principio, mesa final, el momento burbuja) las maniobras a desarrollar serán totalmente diferentes.

Para entendernos, y enlazar este apartado con el de "El Poker como deporte", que hemos visto con anterioridad, en las competiciones de MTT lo más importante es encontrar los "tempos" de cada etapa.
Un torneo MTT está dividido en cuatro etapas: inicial, intermedia, ITM (por las siglas en inglés de "in the money") y mesa final. En los siguientes artículos de este curso trataremos de profundizar sobre estos aspectos y cómo podemos llegar a dominarlos. También trabajaremos con otros aspectos que pueden sonarnos como: la gestión de fondos, los pactos, el juego en la burbuja y mucho más.

 

Mesa Final

Cuando nuestra agresividad y un juego sólido y decidido nos traen hasta aquí, no es el momento para conformarnos y relajarnos. Hay que seguir empujando.
Llegar a una mesa final de un MTT es algo muy complicado. Incluso los mejores jugadores tienen problemas para llegar a las mesas finales con lo que, una vez en ella, ya podemos estar orgullosos de nuestro trabajo. Con todo, nunca debemos ser conformistas.

Dado que no es algo que nos sucederá con mucha frecuencia, debemos estar preparados de la mejor forma posible y, una vez allí, hacer nuestro mejor juego. Ya hemos visto que los premios más importantes en un torneo de poker se reparten en la mesa final. Además, los premios más jugosos se reparten entre los tres últimos jugadores. Una vez aquí, todavía hay una diferencia muy importante entre caer en el noveno puesto o acabar el primero.
Debemos prepararnos para pelear por los tres primeros puestos una vez que hemos llegado a la mesa final. A continuación veremos unos consejos que nos permitirán avanzar en la dirección correcta.

DETECTANDO LA DEBILIDAD EN NUESTROS OPONENTES

Las mesas en los torneos multimesa siempre se rompen para llevarnos a una nueva mesa. Bueno, todas no, la mesa final no lo hace. Permaneceremos en la misma posición ante a los mismos rivales por lo que resta de torneo. Esto nos dará tiempo suficiente para estudiar a nuestros oponentes. Siempre con una idea en nuestra mente, si queremos ganar el torneo tendremos que superarlos a todos.
El salto de premios entre una posición y otra siempre es interesante. La situación es muy similar a la que ya vimos durante la burbuja: Muchos jugadores tendrán un único objetivo en esta mesa final, sobrevivir todo lo que puedan e incrementar poco a poco el importe de su premio.
Igual que hacíamos en la burbuja, debemos identificar a estos jugadores y aplicar toda la presión que podamos sobre ellos.
Aunque depende mucho de la estructura del torneo y el número de jugadores, en una mesa final los stacks son muchas veces muy grandes con respecto a las ciegas. Contamos con la ventaja de que no nos encontraremos all-in pre-flop con mucha frecuencia, pero tendremos que enfrentarnos a decisiones más complicadas post-flop.

CÓMO ENFRENTARSE A LOS STACKS GRANDES.

En ocasiones, uno o dos stacks mucho más grandes que el resto (lo que veremos muchas veces como su término inglés como Big Stacks) intentarán aprovechar, igual que debemos hacer nosotros, su posición de privilegio para dominar la mesa. Tratarán de forzar al resto de rivales a abandonar sus manos de forma prematura. Cuando en lugar de ser el abusón nos encontramos en una situación en la que tenemos que enfrentarnos a un stack así, debemos tener claro que, cuanto menos resistencia ofrezcamos, más fácil será para ellos controlar el torneo. Eso provocará que nos alejemos de las posiciones mejor pagadas.

La verdadera fuerza de un Big Stack está en la amenaza que supone para nosotros tener que enfrentarnos a ellos. La mejor forma de desactivar su ventaja pasa por dos puntos críticos:

1. Evitar jugar manos marginales frente a ellos. Hay manos que son perfectas para jugar contra un stack similar al nuestro o un stack muy corto, pero pueden ser muy peligrosas y complicadas de jugar contra uno de estos stacks.
2. Cuando nos enfrentemos a ellos en una mano no debemos dejar que nos intimide. Nuestro juego debe de ser más agresivo y decidido de lo que lo es habitualmente. Si somos los primeros en empujar todas nuestras fichas al centro de la mesa, les negaremos la posibilidad de echarnos de la mano. De hecho, sus opciones de igualar nuestra apuesta pasarán por la posibilidad de que tengan una buena mano. Como podemos ver, frente a su agresividad nuestra mejor defensa consiste en atacar primero.

Subscribe to this RSS feed
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK

Ingresar ó Crear una Cuenta