log in

Apostando

Fortaleciendo nuestro juego

Durante el curso básico hemos recalcado la importancia de jugar por valor. Además, hemos visto cómo incorporar los semi-faroles a nuestro arsenal para equilibrar nuestro juego por valor.

Como ya hemos visto, sería muy sencillo enfrentarnos contra nosotros si jugamos nuestras manos más fuertes y proyectos de la misma manera. Los oponentes más sólidos y observadores lo tendrían muy sencillo a la hora de medirnos.


Contra jugadores recreacionales, que no prestan atención a lo que sucede en la mesa, podríamos jugar de forma óptima ateniéndonos al juego por valor. La mayoría de las veces pagarán nuestras manos fuertes y no castigarán nuestros proyectos. Nuestro objetivo debería ser, más allá de ganar dinero en las mesas en los niveles más bajos, comenzar a sentar las bases de un juego más sólido y más complicado de explotar por nuestros rivales.
Variar nuestro juego nos permitirá esconder la fuerza de nuestra mano, por ejemplo, jugando de forma idéntica dos manos totalmente distintas. De esta forma, nuestros rivales tendrán más complicado predecir nuestras líneas y, por tanto, jugar contra nosotros.
Puede resultar beneficioso que, de vez en cuando, nos pillen faroleando o llegar al showdown con una mano totalmente inesperada. Nuestros rivales tendrán que adivinar nuestras manos sin poder asignarnos un rango cerrado, lo que servirá para introducir dudas en su juego cuando se enfrenten a nosotros.
Los siguientes ejemplos nos mostrarán cómo "cambiar" nuestro juego. Jugando manos distintas de forma similar o añadiendo pequeñas variaciones en nuestro juego según la dinámica de la mesa.
Imaginemos una situación en la que UTG+2 abre la mano y recibe un call de un jugador en posiciones medias. Desde el botón igualamos la apuesta con 2♣ 2 .

Control del bote

El tamaño del bote en los juegos sin límite puede crecer mucho y deprisa. A veces es algo bueno para nosotros, pero otras veces no lo es tanto. Veamos cómo mantener el bote de un tamaño apropiado en función de nuestra mano.

Hemos visto que, como norma general, la fuerza de nuestra mano determina si queremos jugar un bote grande o un bote pequeño. Esto es especialmente importante en Texas Hold'em Sin Limite, donde el tamaño del bote se puede descontrolar en una sola ronda de apuestas.

Tendremos que considerar la textura de la mesa, cómo es de favorable y el número de rivales al que nos enfrentamos. Nuestra estrategia no puede ignorar estos factores.
Un buen jugador de poker tratará, en todo momento, de mantener el control de la mano y, por tanto, controlar el tamaño del bote. Nuestro objetivo es asegurarnos de ganar los botes grandes y escapar de las manos en las que vamos por detrás, en las que trataremos de perder lo mínimo. La mejor manera de conseguirlo es gestionando nuestros propios movimientos, para que sean el factor decisivo a la hora de determinar cómo de grande se hace un bote.
Esto resulta más sencillo cuando contamos con la posición, con lo que ya estamos apuntando en nuestra cabeza otro buen motivo para no perder de vista el botón del "dealer".

Subscribe to this RSS feed
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK

Ingresar ó Crear una Cuenta